Argentina no pasó del empate con Venezuela y es un grito desesperado

Un arranque arrollador parecía indicar que el cero se iba a quebrantar tempranamente en el estadio Monumental. Con lo narrado, Messi inspiraba a sus compañeros a seguir el camino para que el público presente en la desapacible noche se entusiasme y se preparase para empezar a gritar los goles que se aproximaban y desvalijarse así de anteriores frustraciones. Icardi supo cortarse con astucia de su marca y llevar peligro al arco de Fariñes. Pero el déficit que marcó la Selección Albiceleste en todo su derrotero lo evidenció en este primer tiempo. Argentina apabulló a Venezuela en el juego, en el dominio, en las convicciones, pero no tuvo la precisión indicada que se aconseja para inaugurar el marcador.

Con el correr de la etapa se empezó a desinflar ese predominio y Venezuela salió del asedio inicial con mucha timidez y sin salir nunca de su cometido ideado. Contrariamente, el hincha argentino empezó a acechar al equipo para que embocara la pelota en el cetro de la pasión, pero entre el buen desempeño del arquero rival y la falta de certeza propia le impidieron a la Nacional cristalizar en el resultado la superioridad que mostró desde el vamos en una etapa que se fue sin mácula.

En el complemento, Argentina ya más acuciada que suelta, se regaló, jugó mal una pelota en su poder y tras un buena habilitación de un hombre venezolano,John  Murillo con solvencia puso sombras al decretar el 1 a 0. Con el poncho al viento, el equipo de Sampaoli fue para adelante y convocó a la cita ese gol que se postergaba tanto, minutos después; cuando encontró en un grito desesperado lo que tanto buscó, pero ahora estando ya en desventaja y encima siendo de un extraño, debido al autogol de Rolf Felschter en su afán por aventarla. Ya con cambios y la desesperada en cancha, Argentina fue con escasas ideas a ganarlo y poco hizo para doblegar. Venezuela más fluida apostó a lo suyo para dar el sablazo letal, aunque se aferró al empate.

Con este resultado, y el mal segundo período está todo nebuloso y ahora con Perú será de esa batallas que siempre se libraron con la Selección Incaica.

Ángel Di María dejó el campo de juego lesionado en el primer tiempo e ingreso en su lugar Marcos Acuña de buen partido.

Argentina quedó en el quinto lugar, zona de Repechaje tras empatar con el último de esta agria Eliminatoria Sudamericana.

Árbitro: Roberto Tobar (Chile).